PENSAMIENTOS Y ESCRITOS

AQUÍ PODRÉIS LEER MIS PENSAMIENTOS, ESCRITOS, FRASES CÉLEBRES Y TODO AQUELLO QUE PASA POR MI MENTE INQUIETA.

Tan sólo con decirme que no piense en ello, el mero de hecho de intentar  no hacerlo, me obliga de nuevo a recordarlo.

Yo moriré y el sol seguirá ahí. Pero él será testigo de que durante mi vida brillará mi amor por ti con su misma intensidad. 

CORREGIR EL ERROR

 

 

La lluvia caía con gran fuerza y el tintineo rítmico y mélodico, lo calmaba. Mientras escribía en su escritorio, recordando las cosas que a lo largo de su vida había hecho mal. Pues equivocarse es normal, pero él de todo error quería mejorar. Un enorme rayo iluminó completamente el salón y tras de él un trueno majestuoso que hizo vibrar las parades. Y junto con tal alarde de fuerza, la madre naturaleza le dejó sin luz en el hogar. De pronto, de esa manera tan súbita que ocurren los sustos, le pareció ver algo en el largo pasillo el cuál podía verse desde el salón, y más desde su escritorio que quedaba frente al mismo. Extrañado preguntó:

 

-¿Hay alguien ahí?

 

Estúpida pregunta, ¿acaso creemos qué el intruso nos devolverá la misma?

 

Se levantó de la silla de roble a juego con la mesa y abrió uno de los cajones laterales para sacar una vela roja. La encendió y armado de la curiosidad liderada por el miedo, salió al largo corredor.

 

Otro rayo más y su eterno amigo y compañero sonó de nuevo.

 

Avanzó sin mirar atras, a aquél salón de nostalgía y escritos funestos de depresión, hasta que algo a sus espaldas lo llamó.

 

-Nathan....nathan...-una voz de mujer, su nombre susurró.

 

Con temor se volvió y un espectro, blanco como la luna llena y los ojos del mismo color, con su pelo negro cuan noche, allí, frente a él apareció.

 

Nathan dio un tras pie y de espaldas cayó, mientras con sus ojos vidriosos por el miedo comtemplaban al espectro con horror.

 

-¿No ibas a aprender de tus errores? -le preguntó.

 

-Si...siii...- él respondió.

 

-Pues no has echo mas que rendirte sin arreglarlos, te digo yo. -el espectro flotando hacia él avanzó.

 

Nathan con sus manos, aún de culo en el frío suelo, de ella intentaba sin remedio alejarse y la miró.

 

-Y eso quiero y pretendo yo.

 

-¡¡Mientes!! -la joven le reprochó- Pues mira que tan cobarde has sido y tan hombre creíste ser que yaces hay amigo mio sin cambiar si quiera tu ser.

 

Él con miedo a la joven con su mirada esquivó, para buscar así el gran salón. Y allí, en el escritorio de roble y dolor, donde él pensó hacer lo mejor, allí su cuerpo inerte yacía, muerto sin remisión.

 

-Has tardado en enmendar todo error, pues hombre orgulloso soís mi señor. Y tarde quisísteis enmendar, el dolor que a otros llegastéis a ocasionar. Ahora os vengo a reclamar, y el en infierno tiempo tendréis para llorar.

 

De tus errores aprende y admite el error, pues perfectos no somos pero podemos ser mejor. Y no hagas daño a otros sin pedir perdón, que el perdón de tus aptos será el resultado de una vida tranquila, sin remordimientos ni dolor.

Cuando mas te acercas a la luz, mayor será tu sombra.

Sueña que vives un sueño. Vive ese sueño como si fuese real y la realidad será tu vida.

Adiós al intento de un logro inútil que no está en mis manos conseguir.
Toda meta ajena a otra vida es posible de alcanzar tan sólo con perseguirla, mas, la insistencia por hacer que otra persona entre en tus planes y sea parte de ellos, es una lucha que depende de aquella y no de ti, aunque tus intentos sean obras maestras dignas de admirar, llegan a morir en vano.
Y hoy, cada día, duermo y me levanto, solo en este apartamento, año tras año, y pienso en lo que con tanto ainco no logro, y me digo: "Ey, amigo. Juntos hemos estado y hemos vivido, mil pesares y aventuras. Amores y desamores, tristezas y alegrías. Ey, Jon, que soy tu amigo inseparable, en quien tantas dudas has compartido, tantas lágrimas amigo y yo te he intentado guiar como he podido. Déjalo ya, ¿no te das cuenta de que se te niega?"

No lo entiendo, de verdad, no llego a comprenderlo.
Pero, es cierto. Debo dejarlo.
He hecho lo imposible, me he sorprendido a mi mismo por mis actos que creí dignos de ser recordados.
Pero no he conseguido mi logro.
He fracasado.
Sólo espero, sólo te pido a ti, a lo que seas, a lo que haya, o a mi mismo, dame fuerzas, amigo mio, porque a veces siento que muero.
De nada sirve ser lo que soy, si no tengo con quien compartirlo.

Los que me conocéis, e aquí mi interior roto. Lleno de pena y soledad y aún así, lleno de fuerza y sonrisa.
La fachada cae, y pronto algunos diréis la frase típica: has cambiado.
Que así sea pues, aunque dentro de mi estaré, ¿a ver ahora quién llega hasta él?

Adelante, sé feliz con él. Es tu primer amor. Yo seré el último. Y de no ser así, sólo tu sabrás que dentro de mi te esperaré.

La complicidad que se nota en dos personas que se quieren, se llega a decirse amar.

El tiempo pasa por todos, no podemos lamentar ser algo que ya fuimos sino ser algo que aún no hemos sido.

 Nunca debe haber prisa para nada en la vida, mi amigo. Tan sólo, disfrutarla.

Sólo muere lo que olvidamos.

Quien logra con su alma que hablen sus ojos,también puede besar con la mirada.

No por ser poeta mis ojos te dirán lo que nunca mis palabras.

En nuestra mas completa soledad, siempre tendremos nuestra propia compañía. Aprovechala para conocerte, escucharte y aprender. Que si tan solo te sientes para deprimirte, nunca sabrás como ser alegre.

No por escribir un libro muy gordo será mejor. La obra puede ser muy corta y como toda, lo importante será lo que te haga sentir.

Soy un hombre nuevo, uno mejor. Y a cada paso mejoro para convertirme en alguien que nadie conozca mejor que yo.

Acostumbrase, puede ser querer, pero nunca amar. Amar es más fuerte que el querer.

A veces ocurre, que aunque estás con alguien, tú corazón a otra persona nunca olvida. Eso no es traicionarle, sino que te está diciendo con quien deberías estar y no por ello digo que no quieras a con quien estás. Pero querer, no es amar.

Al principio nos atrae la belleza, pero nos enamoramos de la esencia. 

En mi locura hay mayor cordura que en ningún otro, pues, el sabio es porque sabe de la absurda realidad y eso es lo triste, que él está despierto y el resto duerme.

Mi cuerpo envejecerá, mi inteligencia madurará, mi esencia será inmortal y aunque me enamore de la belleza de lo que veo, amo lo que siempre perdurará.

Gustarse es cuando dos personas al verse se sienten atraídas.
Querer es cuando empiezas conociendo y descubriendo lo que ambas tienen en común sintiéndose muy a gusto al estar juntas.
Amar es cuando sientes que aquella persona desconocida con la cuál has descubierto que es especial para ti y no puedes evitar hacer cualquier cosa por ella,  te llena completamente y sólo con mirarla, lo sientes.

Ella lloraba en su cama por que su amado la había dejado o ¿ella a él?
Que mas daba. Creía que su vida se acababa y lo que sabía es que algo nuevo comenzaría.
Creemos que el amor ahí se termina y en realidad es "ese" tan sólo el que acaba, pues, el amor nunca lo hará.
Y aunque ella o él, ahora no lo vieran, algún día descubrirán que hay más vida tras las pérdidas.
Que no es el final. Que el amor por desgracia, es así. Cosa de dos personas.

A veces cuando no sabes que decir y hablas, dice mas el nerviosismo de lo que intentas decir, que las palabras que dices.

Somos el resultado de un todo y un uno sólo pero individualizados.

Lucha siempre por todo aquello por lo que creas que debes luchar. La rendición vendrá sólo de dos maneras. Cuando venzas o cuando creas que no debes luchas más. Si esto último ocurre, quizás la lucha no tuvo nunca un merecido intento pero, aun así lo intentaste y eso es lo que define un buen corazón.

En la intención reside el sentimiento.

De los recuerdos de nuestra vida estamos formados. Somos el pasado viviendo el presente. De los errores del pasado aprendemos para el futuro, y si nos equivocamos de nuevo en el mismo fallo, significará que es hora de un cambio.

Se levantó sobresaltado.
Caminó por el frío suelo. Sentía la sensación heladora de la baldosa bajo sus pies descalzos.
¿Estaba en un sueño?
No reconocía en aquella tenue luz de oscuridad el lugar donde se encontraba.
Caminó, y encontró un enorme espejo en una pared.
Sabía que era un espejo, reflejaba lo que había a su alrededor, pero por algún motivo, sin saber porque, no veía su reflejo en él.
Se acercó, poco a poco, con miedo y pudo tocarlo, mas aun así, él no se reflejaba allí.
Asustado, dio media vuelta sobre sus pasos, y ahí, frente a él, dormía, eternamente en un ataúd hermoso, su cuerpo que aunque falto de él, yacía majestuoso.
Y quizás fuese un sueño, quizás no, pero lo que si que sabía era que la vida le decía, (si era cierto que allí no estaba...), que hay que disfrutar de la misma día a día.

Recordaba sus suaves labios. Su suave piel cuando acariciaba su tripa con suavidad. Su cintura...sus ojos...esos ojos tan claros que al mirarlos parecía que la noche no llegará nunca por su brillar majestuosos.

La sensación de paz, de serenidad, estar tan a gusto tumbados en cualquier lugar.

El silencio de las palabras, innecesario para expresar tal bienestar.

Las aventuras que vendrán, como aquellas que en su día pasaron juntos.

Los abrazos tiernos, sinceros y agradables de su cuerpo contra el suyo.

No soy un hombre musculoso, ni muy rico, ni bello, pero mis virtudes interiores como hombre son mucho mayores que las virtudes de mi cuerpo.

A veces, estamos tan obsesionados con lo que tenemos delante que no vemos lo que tenemos al lado.

Mi cuerpo un día se miró en el espejó y se lamentó diciendo:

 

-Que viejo soy.

 

A lo cuál, raudo mi alma exclamó:

 

-¡Hablarás por ti!

 

A lo cuál, ante tal afirmación, se volvió a lamentar y añadió:

 

-Tranquilo, ya te llegará.

 

Y mi alma, sin titubear, ante tal afrenta, dijo:

 

-Hablarás por ti, pues yo no conozco del tiempo ni su pasar.

 

Mi cuerpo se volvió a lamentar:

 

-Que viejo soy.

 

Y mi alma, animó a mi cuerpo diciendo:

 

-Tranquilo, pues mientras no sea inmortal, tu jamás envejecerás.

 

El romance reside en los hombres buenos, cuando hay hombres que no se merecen a las mujeres que tienen.

Los músicos dan sentido a mis palabras, mis palabras dan vida a su música.

No me importa sino me prestas atención. Me encanta oir mi propia voz. Y a veces digo cosas tan inteligentes que ni yo mismo sé lo que digo.

 

 

Te echo de menos.

Añoro sentir tus manos en las mias, tu suave piel, tú pelo, tú cuerpo junto al mio.

En varias ocasiones he tenido eso pero, no eras tu.

Te he escrito innumerables veces y te llamo en cada acto y cosa que emprendo, con la intención de llegar a ti.

No sé por que escribo esto. Si como hace tiempo escribí, lo más seguro es que sea otra estúpida carta más que jamás llegarás a leer.

Pero te aseguro que de no ser así, el día que por fín te encuentré, te escribiré una carta que podrás llevar contigo toda tú vida y que jamás olvidarás.
De momento lo único que hago es avanzar entre las lluvías que parecen ser muy comunes estos días.

Paso frío y calor.

Mucha soledad que me ayuda, y siempre lo a hecho, a ser quien soy y como soy, aunque no es suyo todo el mérito pues, nací siendo así.
¿Qué decirte? Que te busco, te espero, te añoro y aún ni siquera te conozco o quizás sí, pero sé que soy tuyo desde el día en que nací.

 

(Dedicado a mi dulce E)

Di lo que sientes a quien sea, pues vivir con la duda, es como un bello sueño en el que te quieres quedar y que no sabes si al despertar se podrá realizar.

Te espero aquí. Quiero que un día me descubras, me encuentres, me halles al fin, y me preguntes al mirarme, "¿Dónde estuvieste"? y te pueda decir:

 

-Aquí siempre estuve, te esperaba a ti.

 

Si a una mujer dices lo que por ella sientes y sus labios llegas a besar, esta no lo olvidará jamás, aunque no te pueda amar.

En la fusión de nuestros cuerpos se desatará la pasión que encierran nuestras miradas.

 

El paraiso consiste en ser amado. El amor me hace fuerte y débil al mismo tiempo. Odio la sola idea del amor. No hay peor castigo divino que el sufrimiento experimentado por aquellos pecadores que se atreven a amar. Para mi el amor es un infierno. Todos lo buscan y se desesperan cuando no pueden conseguirlo llegando incluso a destruirse así mismos. Conozco por mi propia experiencia que el amor significa un anhelo inalcanzable y acaba engendrando odio. Intentar ser amado con la misma intensidad con que uno ama es algo parecido a la locura. Estoy enamorado, me da miedo reconocerlo. Temo que al hacerlo, algo en mí cambie para siempre. Ya nunca volvería a ser el mismo. Porque me da miedo amar y estoy amando.


 

 En el atrevimeinto y en mi osadia reside mi fuerza, en mi romanticismo mi pena, en mi mirada, mi aliento, en mi silencio, todo lo que siento.


En la arrogancia se denota la ignorancia y la falta de inteligencia.

El hombre ciego ve mas que el que ve y pierde en ello la belleza de las cosas.

Vacio y sin sentido veo el caminar errante de las personas. ¿cuántos de ellos hacen algo para sentirse vivos en sus ataudes vivientes? Pues, el que no vive persiguiendo algo, yace en lo que tiene aun queriendo mas y sin llegar a tener nunca nada.

Peco de soberbia ante un mundo absurdo...¿ciertamente peco?

-¿Y porqué son así?


-El ser humano es destructivo y desea mantener todo el control que ha creado sin abrirse a algo nuevo. Huye de lo que no comprende y destruye lo que teme. No se da cuenta que todos somos iguales y buscamos lo mismo. Los sueños, aspiraciones, amor...somos todos uno que cada día se disipa en individuos despreocupados de los demás, sin pensamientos trascendentales ni inquietudes inteligentes.

Viven en el mundo de paso gastando sus vidas en cada respiro hasta que llega el último y sólo allí se hacen preguntas que aunque no tengan respuesta los hubiera mantenido despiertos y no dormidos ante el mundo. Y en cambio, descubren que cuando están en un momento donde comparten algo que disfrutan juntos, sean de la etnia que sean, de la religión que sean...descubren que son todos lo mismo, humanos.


-¿Y qué es eso que comparten por igual y disfrutan cuándo están juntos?


-La vida.

¿Cómo puede una mujer ser feliz con un hombre que insiste en tratarla como si fuera un ser humano normal?
Cuando ya ser una mujer es una tarea terriblemente difícil, ya que consiste en tratar con los hombres.
En el amor, las mujeres son profesionales; los hombres, meros aficionados.
Y con sus ojos derrumban hasta al más pintado.
Dicen más en un suspiro, que nosotros con mil palabras.
Nuestros actos son los juzgados, las palabras el viento las arremolina y las olvida.

Si la gente es dada a juzgar a los demás, es debido a que temblarían al hacerlo de ellos mismos. Pues se creen perfectos cuando ser imperfecto es lo mejor que se puede ser para así intentar ser perfecto sin llegar nunca a serlo.

En lo sencillo y en lo simple, reside el valor del todo. Así que valoró más lo que creemos que no vale y desprecio lo que todos dan tanta importancia.

Deja tu voto al igual que cualquier comentario en la zona de contacto.